Libro de visitas

Holaa!!

Fecha: 27.05.2013 | Autor: La Danza De Chedey Salvador (Fuerteventura)

La Danza De Chedey Salvador
Holaa!! Mi nombre es Chedey Salvador. Jo pues muchas gracias, nosotros estamos encantados también. Aquí estamos para lo que necesitéis. Un abrazo!

FELICIDADES A TOD@S......

Fecha: 29.04.2013 | Autor: Escuela de Bailes Latinos "El Norte"

Desde la ESCUELA DE BAILES LATINOS " EL NORTE" les deseamos que pasen un feliz día cargado de danza, movimiento, sueño, ilusión, música....

que todos los días estén cargados de DANZA...

........FELICIDADES A TOD@S......

Felicidades!!!!

Fecha: 29.04.2013 | Autor: Escuela Danza Beatrice Senent


Hoy 29 de abril, Día Mundial de la Danza, Felicidades a todos los bailarines y apasionados de la danza!

No suelo reivindicar

Fecha: 29.04.2013 | Autor: Yshela Gonzalez Gonzalez

No suelo reivindicar mucho por aquí pero sinceramente hoy he visto algo que no me ha gustado. Resulta que HOY 29 de abril es el día internacional de la danza el cual fue establecido por la UNESCO en 1982. Me parece genial que se premie y se interesen por la cantidad de días internacionales que hay y días a rememorar, y esta claro que todo el mundo tiene derecho a tener su día internacional pero, señores de GOOGLE, porque para el resto de días internacionales y demás aniversarios y echos conmemorables tienen un DOODLE para poner en su portada y para el día de la danza no. Acaso la danza no es importante?¿ Si escribimos DANZA en google y le damos a buscar aparecen aproximadamente 142.000.000 resultados en tan solo 0,25 segundos. La danza es arte, sentimiento, deporte, hoby... Bailar es como dar pinceladas en el aire, es contar una historia... quizás para muchos esto sea una chorrada y piensen que no es importante, pero piensen una cosa... todos en algún momento de la vida hemos bailado. Cada vez que salen de fiesta, cuando ponen música y se plantan frente al espejo a imaginar que son superstars, en nuestra boda, en un desfile de carnaval y podría seguir con un larguísimo etc. Así que si! estoy molesta, porque durante más de 10 años dedique mis dias al baile, me hacía sentir maravillosamente y conocí a mucha gente importante en mi vida gracias a él. Y aunque por lesiones tuve que dejarlo en su momento y no lo haya retomado enserio sigo sintiéndome de maravilla cuando me dejo llevar con la música, y sigo teniendo mis zapatillas de ballet guardadas (que de vez en cuando me pongo para ejecutar alguna pieza en el salón). Por eso quiero desear a todos mis amigos bailarines y a los que no también, porque pienso que todos llevamos un pequeño bailarín en el interior, FELIZ DIA DE LA DANZA!!

Felicidades.

Fecha: 29.04.2013 | Autor: Fide

¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA DANZA!Para todos los bailarines del mundo...Para todos los Bailarines de esta mi isla, para todos los que un día compartimos una sonrisa Danzando y aquellos que sienten pasión por esta actividad, por esta PROFESIÓN.
La razón de que un bailarín/a... le cueste dar su amistad a cualquiera.
Es porque se entrega por completo a esas persona, la cual puede no sentir lo mismo...
Porque expresa, le expresa todo lo que siente al igual que en el escenario, porque soporta todo y entrega su máximo, y como en la vida, algunos no saben amar.. Para ellos, algunos no saben BAILAR!...¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA DANZA! Un beso Fide Parrilla.

La mejor experiencia de mi vida.

Fecha: 11.04.2013 | Autor: Cristina Pérez López


Tengo 23 años, he estado en la Academia de Danza Fide Parrilla 14 años de mi vida. Puedo decir con la boca bien abierta que si mi vida hubiera tomado otro camino porque a mi madre no se le hubiera ocurrido pasar por la academia a preguntar, o quizás si la academia no hubiera estado al lado de casa de mi abuela, no tendría muchísimos de los valores que tengo ahora. Y todo gracias a la experiencia vivida, a la gran profesora y confidente que todas tuvimos cuando necesitábamos, a las compañeras y amigas que tuve allí y que aún sigo conservando.
No voy a extenderme mucho porque lo que quiero transmitir es muy claro y conciso. En esa academia he vivido los mejores momentos de mi vida. Allí lo tenía todo para una vida saludable física y psíquicamente, MÚSICA, BAILE, ARTE, AMISTAD, DISCIPLINA, SOLIDARIDAD, COMPAÑERISMO, APOYO, ALEGRÍA, RISAS ... MUCHAS RISAS. Todo eso fue obra de Fide, ella siempre tuvo como objetivo que nos respetáramos entre nosotras y respetáramos e hiciéramos respetar “el ballet” allá a dónde fuéramos.
Yo llevo 5 años en Madrid y aseguro que he deambulado de academia en academia de ballet (pagando matrículas y matrículas, probando diferentes clases…), y no he encontrado algo que se le parezca a mi experiencia en la Academia de Danza Fide Parrilla.
Después de los años ha sido cuando me he dado cuenta del tremendo error que he estado cometiendo inconscientemente, he estado buscando no sólo una academia en la que se haga ballet y que tenga una buena profesora, lo que realmente he estado buscando es el ambiente que tenía allí, mis momentos allí, amigas que se parecieran a las de allí, el sentimiento que sentía cuando entraba por la puerta. Recuerdo que pasara lo que pasara fuera, cuando entraba me relajaba, me centraba solamente en lo que allí se hacía, en mi ambiente, nuestro ambiente. Aprendía a amar el ballet tanto como a la vida que hacíamos en esa academia. Todavía siento nostalgia cada vez que me acuerdo de esas tardes ensayando, haciendo preparación física o simplemente hablando, porque había muchos días que todas necesitábamos hablar. Para mí, era como una gran familia, en la que había un respeto infranqueable, y cuando ese respeto se perdía por cualquier circunstancia, no hacía falta reñir, la que se equivocaba lo sabía y nunca volvía a pasar y si no lo sabía, todas nos encargábamos de hacérselo saber hablando o con una simple mirada. Todo lo que allí viví lo tengo muy presente en mi día a día. Me siento afortunada de haber pertenecido a la academia y a esa gran familia que sé que por muchos años que pasen siempre quedará esa gran amistad que formamos día a día durante esos 14 años.
Mis padres siempre supieron que ese lugar me daba felicidad y armonía, me ayudaba a hacer las cosas bien fuera de allí también.
Aprovecho este escrito para decirles a todas con las que viví esa experiencia que les quiero muchísimo y que siempre he presumido de haber pasado por allí. Gracias Fide por dedicarnos tu vida, porque sé que la dedicabas por completo.

Re: La mejor experiencia de mi vida.

Fecha: 01.09.2013 | Autor: Fide

Siento mucho kris no haberte contestado antes...tienes razón en todo, conociéndote tenia que pensar en lo que te podía ocasionar...
Cuando te leí quería una contestación grandiosa a tus palabras...de esas que quedan grabadas de por vida..busque tanto en mi cabeza y en mis sentimientos que no encontraba nada y me decía a mi misma ¿que seria? ¿porque no estaba inspirada?..te aseguro que me di cuenta despues de que me hablaran..mis sentimientos hacia ti como alumna, amiga,personita, son tan profundos y grandes que no los puedo exponer con palabras, pero no me di cuenta de ello.
Yo no nací sabiendo. Y aunque estuviese contenido todo el conocimiento, lo estaba como potencial. Es viviendo y aprendiendo como todo ese potencial de conocimiento va convirtiéndose en actualización.....
Lo aprendido siempre es, de algún modo, recibido.
Pero aprender no es repetir lo que otro me ha enseñado, lo que de otro he recibido sino verificar en la propia experiencia la enseñanza de otro o de uno mismo.
Aprender es prestar el propio cuerpo, la propia vida como laboratorios donde las verdades, siempre sucesivas y provisionales, van emergiendo, manifestándose y desvelándose.
No sabía.. o tal vez simplemente no recordaba.. a fin de cuentas es lo mismo, algo que tú me has comunicado.
Te lo agradezco por habérmelo entregado y me felicito a mí misma por haber estado abierta y receptiva y haberlo acogido y recibido.
Tú me has enseñado. Gracias.
Yo he aprendido.Te felicito.... Me felicito.

Esa gran academia.........

Fecha: 14.03.2013 | Autor: Cristina Blanco Betancor

Esa gran academia y a ti nunca se le olvida, fueron unos de los mejores años de mi vida y aprendí mucho. Todavía me acuerdo mucho de ti y de las clases. Un besote muy fuerte.

Ursula Sarmiento Mama de Andrea Fontes)

Fecha: 09.12.2012 | Autor: Felicitacion y agradecimiento.

Ursula Sarmiento Mama de Andrea Fontes)
Se que faltan algunos dias para la navidad, pero quiero ser unas de las primeras en felicitar las navidades a todas las personas que forman parte de esa gran academia, desde su directora, profesoras y alumnas. Para todas ellas FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO NUEVO. Y gracias por ser una parte en la vida de mi hija, a la cual habeis enseñado ha valorar cosas muy importantes, como son la amistad, el sacrificio etc. Por todo ello muchisimas gracias.

El ballet. Simplemente, mi vida.

Fecha: 06.11.2012 | Autor: Silvia

Hola a todos.

Me encanta el trabajo que han hecho con la apertura de la página. Con ello podemos conocer cómo empezó todo, como sigue todo e intuir lo lejos que llegarán mañana. Además pueden interactuar unos con otros y comentar todas las entradas…más quisiera mi generación poder hacer eso. Muchísimas felicidades a todos. Están haciendo un gran trabajo.


Mi nombre es Silvia y sí, soy una de esas alumnas partícipe del comienzo de la compañía. Salí de un ballet de colegio para conocer el verdadero mundo del ballet, el mundo del sacrificio, de la constancia y la disciplina…mi mundo, mi vida.
Quizás interese la historia de alguien que lo pudo vivir desde el otro lado de la sala…el lado de donde están todas ustedes…mirando al espejo; pero quizás no les interese o piensen que no viene al cuento mi historia, pero lo entenderán más adelante, lo hago por ella, por Fide. Porque es a ella a quien le debo todo.

No sé exactamente cómo empezó todo y porqué Fide dio ese gran paso que la llevó a donde ahora está. Recuerdo que nos reunió a unas cuantas después de una clase y nos dijo que todo iba a cambiar porque quería hacer de nosotras una compañía, pero claro, una no se hace bailarina de la noche al día, ya que hay que luchar y trabajar…y mucho.
Recuerdo esas clases de preparación física, flexibilidad…recuerdo salir a la cancha de baloncesto para correr y así estar mejor preparadas físicamente y de esa manera aumentar nuestro rendimiento y resistencia. También me acuerdo de salir a correr al charco…y todo eso aún en el ballet del colegio Nieves Toledo. Con esto quiero hacerles ver que las cosas no son fáciles, y Fide luchó desde el principio. Luchó por su sueño, y ese sueño pasó a ser el nuestro.

Llegó el día y Fide abrió la academia. Me acuerdo de la verja, de las escaleras de la entrada, de las columnas, de ese cartel en la columna de la entrada que decía algo así: “Si faltas un día, lo notará tu cuerpo. Si faltas dos, lo notaran tus compañeras. Si faltas tres, lo notará el público.” (y qué gran verdad), recuerdo el cuartito de la oficina y el baño, las mesas a la derecha, y en el fondo la gran sala…pero sobre todo recuerdo la ilusión. Hay fue donde me crié en el mundo del ballet.
Por ese entonces el sueño se acercaba más a la realidad que a la ilusión. Y fue entonces cuando reordenamos nuestras prioridades y cuando dejamos de ver el ballet como un simple hobbie, ahora el ballet era nuestra vida, nuestra razón de ser.
¡Qué tiempos aquellos! Aún tengo contacto con las compañeras que tenía en ese entonces…éramos las siete medianas –Sara, Virginia, Zaida, Ana, María José, Sheila y yo- y claro sin olvidarme de las grandes Ángela, Nati y Lucre. Compañeras clase, amigas e inseparables; compañeras de este viaje que ha sido nuestro paso por la danza. Las quiero muchisisiisismo y nunca las olvidaré. A cualquiera de ellas le puedes preguntar sobre esos años y seguro que lo primero que te contestan es lo difícil que fue. Para nosotras luchar por la academia supuso un gran esfuerzo. Todo en ese entonces era para y por el ballet. Íbamos todos los días de la semana, siempre íbamos media hora antes de la marcada y así empezábamos a calentar para poder aprovechar al máximo el tiempo que estábamos en la escuela. De ahí la preparación física y el duro trabajo que empezaba en la barra y terminaba en el suelo con flexibilidad. Queríamos ser bailarinas y Fide lo estaba consiguiendo. Los sábados teníamos entrenamientos de cinco horas. No teníamos vacaciones porque en verano también íbamos a clase. Y si estábamos enfermas, aunque no pudiéramos levantar los pies, íbamos a clase a ver lo que hacían nuestras compañeras para no perdernos nada y no sentirnos que íbamos un escalón por debajo de nuestras compañeras. Y como podrán comprender, a todo esto nuestros padres no estaban de acuerdo porque no lo entendían…ellos nos ven desde el punto de vista de la educación y protección, pero nosotras aspirábamos a mucho más; y que conste que siempre teníamos en cuenta que lo primero era nuestra salud, después los estudios (no bajábamos de un notable) y en tercer lugar nuestro querido ballet.

No pretendo que interpreten esto como algo negativo, todo lo contrario, nos hacía sentir que estábamos haciendo algo, que estábamos trabajando duro por algo y veíamos el resultado, y esa era nuestra gratificación. Todas esas lágrimas que se vertieron trabajando flexibilidad se transformaron en risas cuando te veías abierta totalmente…algo impensable e imposible si no hubiésemos trabajado. Toda esa disciplina que quizás no entendíamos de pequeñas, nos ayudó mucho a la hora de trabajar con cualquier otro profesor. Todo sacrificio tiene un resultado y ese resultado era gratificante…ya estábamos enganchadas, no podíamos vivir sin el ballet.

Y qué recuerdos con esos viajes para hacer cursos de ballet con brillantes profesores, todo lo que aprendimos con ellos, y sobre todo, todo lo que disfrutamos las unas de las otras…desde el piso de Lolo en Tinoca, hasta el hotel Fataga en Las Palmas. Todo gracias a Fide.

No podría escribir todos y cada uno de los momentos que pasé en esa academia, lo vivido con mis compañeras y lo aprendido de Fide, lo que sí, les hablaré un poco de ella que eso debe tener un espacio siempre que hable del ballet.
Me fui de la isla por realizar mis estudios, pero no dejé de bailar (no podía). Desde ese entonces he recibido clases de varios profesores como Miguel Montañez, Wendy Artiles, Gelu Barbu, Chary Utrera, José Manuel Armas y Julian Brandon. Y a pesar de mis aprendizajes con ellos, siempre echo de menos estar en la escuela y recibir la sabiduría de Fide. Quizás muchas de ustedes no saben exactamente quién es ella, quién es esa persona que les da clase. Yo se lo puedo decir, es la grande. Que eso no se les olvide nunca. Están con la mejor. Fide lucha por todas y se preocupa de cada una; busca que cada una conozca y descubra este mundo. Fide ve en cada una de ustedes un prodigio, un diamante sin esculpir y pretende que sean ustedes las que terminen luchando por conseguirlo. Sé que con el tiempo, las cosas son más fáciles puesto que el trabajo ya está hecho, y lo único que hay que hacer es ir a bailar. No se queden con eso, vayan más allá…luchen por lo que hacen, que es lo más bonito del mundo.

De pequeña me enfadaba porque afirmaban que el ballet no era un deporte, decían que el ballet era un arte; eso a mí me encolerizaba porque yo me esforzaba y luchaba tanto y más que aquellos amigos que entrenaban jugando al fútbol. Pero no más lejos de la realidad…el ballet es un arte. Si entendemos el “arte” como ‘una expresión de nuestros sentimientos manifestada por medio del trabajo con el fin de comunicar’ yo creo que el ballet debería ser el primer arte. Cuando bailamos, cuando bailamos de verdad, estamos haciendo arte porque estamos mostrando un trabajo que refleja nuestros sentimientos, y el hecho de que ese trabajo haya costado lo suyo, no tiene porqué ser un deporte, simplemente es una vida, una manera de vivir, una manera de sentir. Y quien haya experimentado una sola vez eso en su vida, va a necesitar volver a repetirlo, porque es la belleza en su punto más álgido.

Y volviendo a mi vida, ahora con veintisiete años sigo viviendo en Las Palmas y soy profesora de ballet. Todo gracias al esfuerzo, al sacrificio y a esa manera de trabajar. Todo ello gracias a Fide, por su sabiduría y enseñanzas. Por ello quiero agradecerle todo, y es que tengo ballet en cada poro de mi piel y ese ballet entendido como a mí me enseño lo iré transmitiendo a mis alumnas. Gracias Fide.

Quien sabe, si justo en el momento en el que estaba en el colegio, no hubiera sido Fide quien diera ballet, si el ballet en mi vida hubiera sido como el de tantas que escucho “de pequeña hice ballet, y esto es una primera posición”. Qué hubiera sido de mi vida…una como tantas muchas. Por eso tengo la necesidad de agradecértelo todo. Gracias de nuevo por enseñarme este mundo y sobre todo, transmitírmelo de una manera que haya conseguido que me enamore incondicionalmente de él. A mí y a muchísimos más.

Eres grande Fide y te quiero muchísimo.

<< 1 | 2 | 3 >>

Nuevo comentario