Es muy habitual que una buena parte de adolescentes y adultos interesados por practicar la danza clásica, se pregunten si es tarde para empezar.

Y un considerable porcentaje, no logra disociar entre las dos posibilidades que naturalmente este ambiente al igual que otros proponen; carrera profesional o hobby.

¿A qué edad debo comenzar ballet si quiero ser un bailarín profesional? Cuando se habla de la edad recomendada para empezar, se hace alusión a la edad óptima mediante la cual uno puede llegar a tomar la danza clásica como una carrera profesional. El límite es condicionado por un hecho natural: lleva años el tiempo de adaptación que necesita el cuerpo para desarrollar la fuerza, la flexibilidad y la forma física en los huesos y músculos.

Pero aun siendo mayor de esa edad, no quiere decir que este prohibido empezar o que debas cambiar tú aspiración de profesional a hobby. Lo mejor va a ser siempre que pruebes, que tomes la danza con dedicación y perseveres, al fin y al cabo, se trata de algo que te apasiona.

“No quiero ser bailarín profesional… ¿Aun así debo tener en cuenta mi edad?”

La respuesta es no. Para este caso, el factor edad como condicionante para la carrera profesional deja de existir, ya que nos abocamos a la realización del ballet únicamente como hobby. Por lo tanto, no debes considerar nunca la limitación de edad. Es como si te preguntaras si no eres demasiado grande para jugar un partido de Volley u otro deporte con tus amigos. ¡Puedes hacerlo a cualquier edad! Busca estudios/escuelas que enseñen danza clásica para adultos. En ellos podrás encontrarte con bailarines de todas las edades. Ten en cuenta que bailar ballet clásico es para todos; navegando por foros de danza, no será tan difícil que encuentres comentarios de interesados que dudan hacerlo porque consideran que es tarde. Dudan de empezar ballet, por lo tanto no lo hacen y muchos de ellos, ni siquiera se refieren a empezar ballet como carrera profesional. Ese es un grave error. Ahora supongo que ya entiendes por qué.

Conclusión:

Siempre puedes empezar. 

 

Mamá, quiero estudiar ballet – dice con seguridad y una sonrisa  parada en el umbral de la puerta de la cocina, con sus puntas y tutu rosado.

Tal vez, la madre de la joven sienta temor por el futuro profesional de su hija pero no dice nada. Tal vez, dialogue con ella y, con cara larga, termine convenciéndose a regañadientes. O tal vez, sonríe más ampliamente que su hija pues sabrá que ella hará de su vocación una profesión, y será una persona feliz por el resto de sus días. En otras palabras: como madre, no había fallado

 

 

 

 

¿Qué se ofrece?

  •  
  • Crear un encuentro ameno con el movimieto, formando un espacio de alegría en la realización.
  • Construir bases sólidas para los alumnos, no solo en el ballet, sino también en la vida cotidiana.
  • Promover la creatividad, la expresión, la autodisciplina, y el respeto por el arte de la danza.
  • Preparar a los estudiantes con la técnica adecuada y los conocimientos de ballet para que puedan alcanzar sus metas, cualquiera que sean.
  • La enseñanza del respeto por uno mismo y de los demás, con tolerancia, cariño y educación.
  • Desenvolver actividades de coordinación, destreza y comunicación, conociendo nuestro cuerpo con sus límites y posibilidades.
  • Fomentar hábitos saludables de cuidado físico.

¿A quiénes están dirigidas las actividades?

 

Las actividades están dirigidas a personas de todas las edades y de ambos sexos que tengan como aspiración formarse en un espacio de encuentro ameno, con respeto y educación por las normas propias de la disciplina y de convivencia con sus compañeros.

¿A qué edad se puede empezar a bailar?

La danza no tiene edad, todos y cada uno de nosotros tenemos la capacidad de bailar y expresarnos a través del arte. Ofrezco clases para bebés a partir de 2 años hasta público adulto sin límite de edad. En caso de que usted o su hijo/a tengan aspiraciones para dedicarse a la danza de carácter profesional, póngase en contacto conmigo y se le asesorará en dicho caso. Se evaluará la capacidad y nivel de habilidad.

Si usted desea que su hijo/a practique danza como actividad extraescolar o como forma de cuidado físico no necesita edad ni requisitos específicos. La participación en clase es libre y para todo tipo de público.

¿Qué oportunidades se ofrecen?  Los alumnos a menudo tienen oportunidades para llevar a cabo actuaciones durante el año, normalmente en actuaciones locales. También se preparan aspirantes a la carrera profesional de danza.     ¿Qué beneficios aporta la danza?Todas las personas tiene derecho a la danza, pero pocas tiene los requisitos necesarios para ser profesionales. No obstante, todas ellas pueden tener un estudio de calidad. Las aulas pueden tener un efecto terapéutico en los más variados problemas psicomotores, siendo la danza un valor adquirido para la vida. Enseña a adquirir una buena postura o corregir malos hábitos posturales, ayuda al reconocimiento de la coordinación de nuestro cuerpo, fomenta el sentido de la sensibilidad musical, fomenta el equilibrio, la gracia, la expresión creativa y artística, esculpe el cuerpo, tonifica los músculos aportando elasticidad, promueve la aptitud y el ejercicio cardiovascular, y fortalece la musculatura de espalda y abdominales.

 

 

¿Ha pensado si su hijo/a está recibiendo la enseñanza adecuada?A todos los padres nos implica tiempo y esfuerzo la educación de nuestros hijos, y a la hora de elegir un hobby o actividad extraescolar para ellos debemos exigir calidad en la enseñanza. Muchos de ustedes no saben o apenas tienen conocimiento sobre el estudio de la danza clásica, y es posible que no sepan reconocer o evaluar el aprendizaje que sus niños reciben. Y al cabo del tiempo, se dan cuenta – incluso ellos mismos – , que han aprendido muy poco, que no reciben las correcciones precisas o que no avanzan lo suficiente.

En mis clases le brindo la posibilidad de rentabilizar ese tiempo y el dinero invertido para asegurarle un aprendizaje eficaz y beneficiarse de un estudio gradual y ordenado que asegure un óptimo provecho de la actividad. La danza no es para hacer pasar el tiempo a nuestros hijos, sino para aprender algo bueno y útil para toda la vida.

¿Cómo es una clase de ballet?Una clase de ballet de estructura en dos grandes apartados: Ejercicios de Barra y Ejercicios de Centro. Asimismo, ambas partes están compuestas de una ordenada rutina de ejercicios que contienen combinaciones de pasos que varían de acuerdo al nivel de estudio del alumno.

Un proyecto es un poco "como cuando pones a un bebé en el patio. Ellos son felices y eso es El maravilloso mundo del ballet.

 

 

 

La danza clásica puede ser muy útil para resolver problemas técnicos para bailar; tango, salsa, para acróbatas o para cuestiones corporales en general. 
 

El eje del cuerpo

En posición vertical, nuestro eje corporal se logra sosteniendo la musculatura abdominal, estirando la columna desde la base de la cabeza hacia arriba, sintiendo una presión en el centro de las dorsales para aplanar los omóplatos (esto se ayuda sosteniendo el "aro" que deben formar los brazos), y presionando el piso desde la base (nuestros pies en planta o media punta).
 

Flexibilidad y Elongación

El movimiento es un juego de tensión y relajación, en esto se basa la flexibilidad y la elongación. El cuerpo se trabaja relajando las articulaciones y pensando en los "apoyos", o sea qué parte debemos tensionar. Por ejemplo, en un souplesse en avant debemos "plantarnos" en los pies (tensión), "cortar" en la articulación pélvica (relajación) y alargar al máximo nuestra columna hacia adelante y hacia abajo. En un battement en avant: tensión en la pierna base, estiramiento máximo del cuerpo hacia arriba y relajación en la articulación de la pierna que sube (¡conviene pensar en el dedo gordo y no en el cuádriceps!). La flexibilidad y la elongación siempre se piensan juntas.

 

Giros

Se trabajan estirando al máximo el eje corporal, plantándose sobre la pierna base en una media punta alta, sosteniendo el centro de las dorsales con el aro de los brazos (aquí es muy importante que no se "caigan" los codos, y mirando un punto fijo (giro de cabeza). Así se pueden lograr varios giros seguidos.

 

Coordinación y velocidad

En la clase de danza clásica el maestro varía las combinaciones de pasos, el tempo musical y la velocidad de los pasos para que el alumno esté siempre atento. De esta manera se logra que aquel sea coordinado y tenga velocidad en la ejecución. En un "allegro", que es una combinación de pequeños saltos en velocidad, se trabajan ambas cosas.

 

Conclusión

En una clase de danza clásica se trabaja a diario sobre estos puntos, pensándolos en relación a cada cuerpo en particular.

 

BALLET

 

La danza el gesto y la mímica tiene que ir con la danza, el bailarín tiene que expresar con todo el cuerpo las puntas y ellas los tutus, se deben usar cuando se haya un determinado estilo, el ballet tiene que ser un conjunto, tiene que tener tanto importancia como el bailarín, el coreógrafo el decorado... el solista tiene que estar completamente coordinado al grupo

 

 

 

"Mantened siempre el cuerpo derecho y la cabeza alta, incluso en las posturas menos difíciles; de otro modo, a vuestra danza le faltará siempre expresión, y vuestra posición será tan insípida como vuestra actitud."

No dejéis nunca la cabeza clavada perpendicularmente sobre los hombros, inclinadla ligeramente, sea a derecha sea a izquierda, ya vuestros ojos se levanten, o se bajen, o se dirijan hacia delante, pues es esencial que la cabeza tenga un movimiento natural de viveza y no parezca inactiva y pesada.....

El movimiento de los brazos es particularmente importante y exige un minucioso estudio:el cuerpo del bailarín es una orquesta, y los brazos son unos de los príncipales ínstrumentos, un instrumento solista.Es decir, quienquiera que no sepa servirse de sus brazos no podrá ser jamás un verdadero bailarin.

Voy a intentar hacer partícipes de mis obsevaciones y de mi propia experiencia a los que se dedican al arte de la danza,incluso a aquellos que se contentan con amarla sin practicarla,con amarla instintivamente y sin analizar sus impresiones.

Ciertas innovaciones mías referentes principalmente a los "port de bras"y las posiciones de las piernas, sorprenderán tal vez al lector.No olvidemos que la danza es una materia viva perpetuamente en movimiento,y que debe aprovechar todas las innovaciones que armonicen con su naturaleza.

 Mantener y “sostener” el equilibrio en la danza es una tarea tan difícil como necesaria, y es preciso conocer y transmitir a nuestros alumnos las herramientas para perfeccionarlo, como así también advertir que si no se consigue un resultado aceptable, la continuidad en la danza puede anularse completamente ante la inviabilidad de no alcanzar unos mínimos objetivos si el problema responde a una causa no apta de ser mejorada (En este sentido, es necesario admitir la importancia que tiene la estimulación del equilibrio desde temprana edad para el desarrollo global del alumno).Tampoco se trata de desmoralizar al sujeto ante las primeros intentos fallidos, ya que todos sabemos que el equilibrio en la danza se aprende y se mejora con el hábito y la edad del estudiante, conociendo los criterios técnicos de cada práctica, dependiendo del tono y desarrollo muscular, empleando adecuadamente los procedimientos para operar cambios en los ejes y alineación corporales, y de igual manera, asumiendo el riesgo de una caída.Asimismo, la fascinación que despierta el placer del giro es una ventaja añadida a la importancia técnica y anima al reto, ya que, la práctica frecuente es útil para perder el miedo, superar el mareo y ganar en seguridad y confianza. Pero en la vida no todo es girar, también se requiere equilibrio para múltiples combinaciones de movimientos, para controlar posiciones en reposo, para el trabajo de puntas o bien, para sostener posturas con diferentes grados de dificultad, alturas y direcciones sin perder la estabilidad ni la compostura. Mantener el equilibrio no implica meterse en un brete, sino que es una necesidad y exigencia de la cual debemos experimentar el gozo y provecho de saber aplicarlo conforme a la acción. Conseguir estabilidad a cualquier precio no es el objetivo, es decir, debemos ser implacables ante las distintas argucias que emplean las alumnas principiantes para resistir y sostener posiciones que la mayoría de las veces no son académicamente correctas. Y efectivamente, animar a los estudiantes a apreciar su importancia y promover la práctica mediante los diferentes métodos de los que disponemos, ya que, el correcto balance se ejercita, se estimula y se adquiere – en mayor o en menor proporción -  con la costumbre y el ejercicio, siempre que contemos con unas condiciones físicas y psicológicas saludables.

 

 

 

 

La danza se ofrece como una superficie de proyección. Diseña caminos de sentido fuera de toda rutina de pensamiento. Y, al mismo tiempo, fuerza a la reflexión.

En la danza, el sentido no reside en la transparencia narrativa de los movimien
tos del cuerpo, se despliega siempre como un horizonte, no cesa de escapar a todo intento por capturarlo. Reinvención de los brazos, de las manos, de las piernas, del tronco, del ritmo, de los gestos, o de los movimientos, de los desplazamientos, pero también del espacio y del tiempo, de la distancia con el otro, de la relación entre los individuos.

Es el torbellino de una liberación respecto a toda atadura simbólica inmediata.

La danza es un lenguaje en sí misma, y opera un discurso sobre el mundo al transformarlo."


David Le Bretón " El Cuerpo Sensible"